QUÉ HACER CON UN ENFERMO DE ALZHEIMER EN EL DOMICILIO

Este post va dirigido especialmente a los familiares o cuidadores, que que atienden  en su domicilio a un enfermo de Alzheimer u otro tipo de demencia.

 

Hace poco, tuve una conversación con un cuidador, que tiene un familiar que padece demencia en grado moderado y menor de 65 años. La conversación era en torno a qué hacer con un enfermo las horas en que no acude a un centro de terapia.

 

Comenzó a enumerarme  a groso modo los problemas que tiene con su familiar. Le pedí que me explicara exactamente , qué hace en el día a día con el enfermo, desde que se levanta hasta que se acuesta  los días que no acude al centro.

 ,

La verdad es que me  sorprendí batante, ya que su rutina es muy poco favorecedora de la estimulación neuronal. A modo de ejemplo: se levanta tarde sobre las 12:00, luego ve televisión, quizá un paseo para comprar el pan, después la comida, a continuación la siesta, seguidamente otro breve paseo para "matar" el tiempo por la tarde, la cena, un poco de televisión, y a dormir hasta el día siguiente.

 

Esta rutina no favorece ni complementa el trabajo que se desarrolla en un centro de día. Si el paciente acude algún día a terapia, pero después no se ayuda con cierta actividad estimulatoria, el trabajo que hemos realizado los profesionales, de poco sirve.

 

Os dejo aquí algunas  ideas que ofrecí en este caso, por si os ayudan a alguno:

 

- Que sea la luz del amanecer la que despierte al paciente.

 

- Una vez que está levantado le ayudaremos a animarse escuchando música. La música es un gran activador de las emociones. Procuraremos  buscar melodías alegres, dinámicas, que sean del gusto del enfermo y que le "pongan en marcha", no músicas melancólicas en este momento aunque le gusten, porque buscamos que el paciente tenga ganas de "moverse, activarse".

 

- Intentaremos que desayune, se asee, y se vista. Tendremos inmediatamente preparada alguna actividad para nuestro familiar. Procuraremos que dicha actividad sea algo que le guste de verdad, respetar un poco los hobbies que haya tenido. Necesitamos que la persona tenga motivación para comenzar y seguir con el día. (Ejemplos: acudir al centro de día , salir a dar un paseo si es que le gusta caminar, hacer deporte,  acudir a alguna actividad fuera de casa que sea un hobby como pintura, yoga, etc..)

 

- Sugiero que en el resto de la mañana exista actividades como ir a comprar el pan (solo o acompañado), también puede  hacer otro tipo de recados  y actividades cotidianas

 

 

- Después llega la hora de la comida, que nos ayude a preparar las cosas en la medida de lo posible. A continuación una pequeña siesta no viene mal, pero que no sea irse a la cama a dormir con pijama y persiana bajada ( se descentra a la persona e induce a la inactividad)

 

- Cuando se levante, la tarde debe ser  complementaria a la mañana , si antes hemos hecho ejericicio intenso (una caminata por ejemplo) el plan de la tarde puede ser realizar un poco de  actividad cognitiva específica (trabajar la atención, la escritura, cálculo...).

 

- El resto de la tarde pude ser realizar algún otro hobby casero o no, o  dar un paseo, o cualquier otra actividad que se os ocurra, como que os ayude a vosotros con alguna afición (así se sentirá útil e integrado en la vida familiar)

 

En ningún momento he sugerido ver la televisión, porque  dicho elemento no produce realmente activación cerebral, de hecho, nos gusta mucho verla cuando estamos cansados y buscamos relajación y desconexión mental.

 

Mi sugerencia es que se vea el telediario para intentar que el familiar esté al día de las noticias, y después de cenar para comenzar una relajación y preparación para el momento de acostarse.

 

En general, lo que quiero transmitir desde aquí, es que en la rutina diaria de un enfermo de demencia, exista algo de ejercicio intenso (aeróbico como una caminata, bicicleta etc... cada uno según su situación física), la realización de algún hobby, estimulación durante el día con la música, estimulación cognitiva específica (atención, lectura, escritura, cálculo ...) que ayude en la medida de sus posibilidades en actividades de la vida diaria (recados, poner la mesa etc..), conversación  y muy poca televisión.

 

Espero que este post os haya dado algunas ideas de organización para el día a día  a los cuidadores. De todas formas os dejo un enlace por si os interesa recibir más información personalizada:

http://tallerdememoriamadrid.jimdo.com/taller-de-memoria-a-domicilio-novedad/

 

 

Un abrazo muy fuerte

Rebeca

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Elizabeth Sablich (martes, 09 febrero 2016 20:09)

    Excelente post Rebeca! Tambien puede ayudar a que el cuidador se organice haciendo un horario semanal con diferentes actividades que se puedan realizar en casa: arreglar las plantas del jardin o macetas, cantar con un cancionero, bailar, sumar y restar con dados y/o naipes, pintar, tejer, ajedrez, leer y leerle historias, que nos cuente como era su vida de niño, ejercitar las articulaciones, visitar o invitar algun amigo (a) a tomar lonche, etc. Son pequeñas cosas que pueden mantenerlo entretenido y estimulado.
    Un fuerte abrazo agradeciendote siempre tus enseñanzas. Con mucho cariño.
    Elizabeth (Lima-Peru).