Rehabilitación Neuropsicológica en Pacientes con Daño Cerebral Adquirido

 

Muchos de vosotros nos habéis preguntado sobre tratamientos de rehabilitación o pautas a seguir para pacientes que han sufrido un ictus o con secuelas tras sufrir un traumatismo craneoencefálico por una caída o un accidente de tráfico, por lo que a partir de ahora vamos a incorporar, dentro de nuestras áreas de interés divulgativo y formativo, la atención a pacientes que han sufrido lo que en ámbito médico se conoce como Daño Cerebral Adquirido (DCA o Acquired Brain Injury (AIB) en inglés). Y para ello queremos comenzar con este post introductorio.

 

¿QUÉ SE ENTIENDE POR DAÑO CEREBRAL ADQUIRIDO?

  

El Daño Cerebral Adquirido (DCA) es la afectación de las estructuras encefálicas en personas que, habiendo nacido sin ningún tipo de daño cerebral, sufren en un momento posterior de su vida de manera aguda, lesiones cerebrales que llevan a una afectación del funcionamiento cognitivo, emocional, conductual o físico que conllevan un menoscabo de su capacidad funcional y de su calidad de vida.

 

De esta definición se pueden extraer cuatro puntos claves que deberían cumplirse para que un caso sea catalogado de DCA

  1. El inicio clínico de la lesión es de forma aguda (se produce en un periodo de tiempo de segundos a pocos días), no debido a una neurodegeneración
  2.  La lesión afecta a parte o a la totalidad del encéfalo (cerebro, tronco cerebral y cerebelo)
  3. Existe una deficiencia como consecuencia de la lesión, que es diagnosticable a través de la exploración clínica u otro tipo de pruebas (analíticas, neuroimagen, etc.)
  4. Esta deficiencia produce una afectación del funcionamiento cognitivo, emocional, conductual y/o físico lo que da a lugar a una perdida en la calidad de vida de la persona respecto a la situación anterior

Actualmente, existe un número creciente de personas que sufren un Daño Cerebral Adquirido (DCA o Acquired Brain Injury (AIB) en inglés), principalmente por accidentes cerebrovasculares, en gran parte por el estilo de vida que llevamos, y también debido a traumatismos craneoencefálicos. El elevado número de personas afectadas, la duración, la gravedad y la variedad de las secuelas convierten a esta lesión en un problema sanitario de primer orden, y representa la principal causa de discapacidad en las personas adultas en los países desarrollados.

 

Para ponernos en situación, en España, y según los datos de la Encuesta de Discapacidad, Autonomía Personal y Situaciones de Dependencia (EDAD ; INE, 2008):

  • En España residen 420.064 personas con daño cerebral adquirido.
  •  El 78% de estos casos se deben a accidentes cerebrovasculares mientras que el 22% restante corresponde al resto de las causas del Daño Cerebral Adquirido (TCE, anoxias, tumores e infecciones cerebrales).
  • Los problemas más frecuentes de los pacientes con DCA son las deficiencias de movilidad, autocuidado, actividades domésticas, aprendizaje, conocimiento y comunicación. 

Cierto es que cada vez el número de supervivientes tras daño cerebral sobrevenido aumenta, gracias a los avances en la neuroplasticidad cerebral junto con el mejor conocimiento de la capacidad de reorganización cerebral, la recuperación de funciones y los avances en las neurociencias, más concretamente en la neuropsicología. LA IMPLANTACIÓN DE TRATAMIENTOS DE REHABILITACIÓN NEUROPSICOLÓGICA EN ESTAS PERSONAS ES DE VITAL IMPORTANCIA, YA QUE PODEMOS CONSEGUIR UNA MEJORA SUSTANCIAL EN SU CALIDAD DE VIDA Y UNA REINCORPORACIÓN PARCIAL O TOTAL A SU VIDA PREVIA AL DCA.

 

 

¿TE INTERESARÍA SABER MÁS? Nuevo Curso “ECG-Rehabilitación Neuropsicológica en Pacientes con Daño Cerebral Adquirido con el reconocimiento de “Actividad formativa de interés profesional psicológico” por el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid (COPM)