QUÉ ALTERACIONES COGNITIVAS, CONDUCTUALES Y EMOCIONALES PUEDEN DARSE TRAS UN DAÑO CEREBRAL ADQUIRIDO

 

Cuando una persona sufre un daño cerebral adquirido (DCA)  es inevitable que existan secuelas a nivel físico emocional, cognitivas y en el desarrollo de las actividades de la vida diaria.

 

 

 

Las causas del DCA pueden ser varias como las siguientes:

  1. Ictus
  2. Traumatismos craneoencefálicos,
  3. Anoxia cerebral
  4. Tumores 
  5. Encefalitis

Las causas más frecuentes son las dos primeras.

 

Entre los cambios más frecuentes que sufre la personas,están  las alteraciones cognitivas, conductuales y emocionales debidas a las zonas cerebrales de afectación frecuente que son el lóbulo frontal, temporal y lesiones difusas, lo que produce afectación en los diversos tipos de atención, velocidad de procesamiento, aprendizaje, memoria, lenguaje y su uso social, y alteraciones emocionales y de conducta.  A continuación damos algunas hechos y pautas concretas:

 

- La persona puede tener episodios de somnolencia. Es importante aprovechar los momentos en los que el paciente está más activo mentalmente para trabajar o interactuar con él, y permitir el descanso después del trabajo realizado.

 

- Los cambios que la persona ve en sí, y la aceptación y adaptación a la nueva situación, pueden hacen que el paciente tenga labilidad emocional, de repente puede pasar del buen humor a la tristeza sin causa aparente. 

 

- Pueden darse episodios de desorientación, no saber donde se encuentra, qué hora del día es etc... Hay que dar tiempo para que la persona se vuelva a centrar y organizarse mentalmente. Debemos ayudar con recordatorios de qué hacer en ciertos momentos del día.  También podemos ayudar con un calendario visible, e ir marcando los días y/o ciertas actividades rutinarias e importantes. Es aconsejable tener un reloj para que se pueda situar en los momentos del día tan básicos como saber cuando desayunar, comer, cenar etc...

 

- Habrá episodios de cansancio y falta de concentración. 

 

- Episodios de ausencia en los momentos de visitas, debido al cansancio y a la dificultades de concentración.  Es mejor que las visitas sean poco a poco y que haya descansos entre unas y otras. Esto no quiere decir que evitemos las reuniones sociales, ya que si  deben existir, puesto que somos seres sociales y le beneficiarán  animicamente, pero deben ser controladas en duración y en ruido. 

 

- Pueden darse actitudes impulsivas en las que la persona diga o haga cosas que antes nunca se le habrían ocurrido. Si crees que algún comportamiento no es adecuado, lo primero ten calma, y explícaselo razonadamente, la persona no tiene conciencia plena de lo correcto o incorrecto. 

 

- Pueden darse conductas desordenadas en las actividades cotidianas, por ejemplo en el baño ver que la persona no sigue un orden lógico de acciones. Esto se da cuando hay afectación en la organización, el paciente necesitará ayuda para que le indiquemos el orden de los pasos a seguir, poco a poco habrá un reaprendizaje de las acciones estructuradas. 

 

Veremos episodios de apatía en los que  la persona no muestra interés por nada, y no habrá muestra de emociones intensas. Es necesario que le ayudemos dando opciones de cosas qué hacer (leer, paseos, juegos, ver fotos, realizar alguna actividad con la que antes siempre disfrutaba et...). El paciente necesita que otro tome la iniciativa por él, para mostrarle acciones para llevar a cabo. Debemos ver sus reacciones al desarrollo de las diferentes opciones.

 

Se darán fallos en la memoria, fallos en el recuerdo del pasado reciente y de cosas que debemos hacer. Ayuda con pistas al paciente, a ver si recuerda, o entrega posibles opciones, a ver si reconoce.  Si hay fallos en la memoria autobiográfica toma fotografías y cualquier otro elementos que le ayude a recordar su vida.  También es útil al final del día hacer un recordatorio de qué hemos hecho en el día y cómo ha ido. 

 

Es imprescindible que no aislemos a la persona aunque nosotros sintamos aislamiento por su parte. Necesita nuestra ayuda, y estimulación cognitiva global, por ello es imprescindible programar unas actividades adaptadas al paciente para que su cerebro esté estimulado y activo, eso sí, teniendo en cuenta que los períodos de descanso son fundamentales para la recuperación. 

 

Espero que os ayuden estas claves en los cambios comportamentales en el DCA

 

¿Te interesa formarte en Daño Cerebral Adquirido?

 Nuevo Curso 

 

“ECG- Rehabilitación Neuropsicológica

en Pacientes con Daño Cerebral Adquirido 

 

Con el reconocimiento de “Actividad formativa de interés profesional psicológico” por el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid (COPM)

INFORMACIÓN AQUI