9 PUNTOS CLAVES A TENER EN CUENTA EN LA REHABILITACION NEUROPSICOLOGICA DE PACIENTES CON DAÑO CEREBRAL ADQUIRIDO

 

Hoy te quiero contar 9 premisas / acciones que hay que tener en cuenta a la hora de preparar un programa de rehabilitación neuropsicológica con un paciente que ha sufrido un daño cerebral adquirido (DCA).  

Teniendo muy claro que el objetivo es restaurar o recuperar en mayor medida las funciones cognitivas específicas alteradas, las siguientes premisas nos permitirán obtener los mejores resultados posibles, mejorando la calidad del vida del paciente y la de sus familiares.

 

 

Estas premisas o puntos clave son:

 

a) Es necesario tener un conocimiento extenso de las funciones cognitivas  superiores, como actúan, como pueden verse afectadas y que técnicas existen para restaurarlas u optimizar las funciones residuales de los pacientes.

b)  Tras sufrir un DCA la vida de los pacientes cambia a todos los niveles, por lo que es necesario que reciba una atención de un equipo multidisciplinar que actúe a nivel cognitivo,  emocional, social y físico con el fin de “devolverle” en lo posible a su vida previa al DCA. 

c)  Es necesario establecer un orden de prioridades de actuación. Tras la evaluación del paciente se deberá establecer una planificación sobre las funciones cognitivas o problemas emocionales a priorizar, siendo la atención una de las principales, ya que nos permitirá actuar como base para trabajar el resto de las funciones. A nivel emocional debemos actuar en primer lugar sobre la presencia de actitudes agresivas, frente a si mismo y frente a los que le rodean, ya que afectan de manera muy directa a su recuperación.

d)  Comenzar la intervención con el paciente lo antes posible. Cuanto antes se empiece a trabajar con el paciente, existirán mayores posibilidades de conseguir una rehabilitación óptima 

e)  Ver qué funciones conserva nos ayudará en gran medida a su rehabilitación.

f)    Cada paciente es distinto, y precisará de un tratamiento personalizado. 

g) Lo prioritario es “devolverle” al paciente, en lo posible, a su vida previa al DCA, centrándonos en que sea capaz de desarrollar las denominadas Actividades Básicas de la Vida Diaria, fomentando su autocuidado, su independencia y su integración social.

h)  No obviar, sino trabajar intensamente la parte emocional del paciente. Sin emoción no hay motivación, y sin motivación no hay mejora. La  apatía y la depresión son graves obstáculos en la rehabilitación, lo mismo que la presencia de actitudes agresivas como ya hemos comentado previamente.

 i) Esto es una maratón, ni los 100 metros lisos. Es un proceso lento y laborioso, por lo que la paciencia, tanto del paciente como de las personas y profesionales que interactúan con él es vital.

¿QUIERES SABER MÁS DE COMO HACER UNA CORRECTA REHABILITACIÓN NEUROPSICOLÓGICA A UN PACIENTE CON DCA? 

PULSA AQUÍ