TRAUMATISMO CRANEOENCEFÁLICO (TCE). CAUSAS MÁS FRECUENTES, SECUELAS Y REHABILITACIÓN

 

¿ QUÉ ES UN TRAUMATISMO CRANEOENCEFÁLICO?

Es la alteración de la función neurológica provocada por un traumatismo en el encéfalo. También puede definirse como la lesión directa de las estructuras craneales, encefálicas o meníngeas, que se presentan como consecuencia de un agente mecánico externo que puede producir una disminución o disfunción del nivel de conciencia y que conlleva una alteración de las habilidades cognitivas, físicas y/o emocionales del individuo.

 

La segunda causa más frecuente de daño cerebral es el TCE, con una prevalencia de 2/1000 personas en España, ascendiendo esta al primer lugar entre las personas menores de 35 años. 

 

El TCE tiene graves repercusiones tanto en el paciente como en los familiares,  ya que un alto porcentaje de los pacientes que lo sufren tiene graves secuelas que limitan su funcionalidad en la vida diaria, por lo tanto queda afectada la autonomía y la calidad de vida. 

 

Existen dos picos de incidencia en los TCE:

  • En las personas jóvenes, donde la causa más frecuente son los accidentes de tráfico
  • A partir de los 65 años, donde las caídas son una causa primaria de TCE.

Otras de las mayores causas son las agresiones, accidentes laborales y deportivos.  Por otro lado existe mayor frecuencia en los varones con una proporción de 2:1.

 

Cuando una persona sufre un TCE pueden darse diferentes tipos de lesiones como fracturas de cráneo, hematomas intracerebrales, hemorragia subaracnoidea traumática, contusiones y lesión axional difusa (LAD).

 

EVALUACIÓN DE LOS TRAUMATISMOS CRANEOECEFÁLICOS

Es imprescindible realizar una  valoración completa de la persona que ha sufrido un TCE para establecer una base de tratamiento terapéutico. Existen  escalas que nos ayudan en el paso y nos permiten valorar al traumatismo craneoencefálico en leve, moderado o severo. Una escala comúnmente utilizada es la Escala de Coma de Glasgow,  que valora la apertura ocular, la respuesta verbal y la respuesta motora

 

También existen los TCE leves potencialmente graves, que son aquellos impactos craneales  aparentemente leves con probabilidad de deteriorarse neurológicamente en las primeras 48 horas postrauma. En esta categoría de traumatismo puede existir mayor mortalidad  ya que hay mayor probabilidad de diagnóstico o tratamiento inadecuado.

  

SECUELAS DEL TCE

Una persona que ha sufrido un TCE puede tener déficits o trastornos neurológicos como paresias, déficits sensitivos, trastornos oculomotores, crisis de hidrocefalia, déficits neuropsicológicos como trastornos cognitivos que afecten a la atención, memoria... o al estado anímico y de conducta. 

 

Incluso aquellos pacientes que se recuperan "bien" pueden mostrar algunos cambios de personalidad. Se debe recomendar a Los familiares abstenerse de comparar siempre al paciente con "la manera en que era antes". Los cambios de personalidad suelen ser una versión exagerada de la personalidad del paciente antes del traumatismo cerebral, es decir, una exacerbación de los anteriores rasgos de personalidad.

 

REHABILITACIÓN NEUROPSICOLÓGICA TRAS TCE

Con frecuencia este tipo de pacientes requieren para su correcta rehabilitación de un tratamiento coordinado multidisciplinar (con neuropsicólogos, terapeutas ocupacionales, fisioterapeutas, logopedas, etc.).

 

Centrándonos en la labor del neuropsicólogo, existen dos áreas claves en las que debemos actuar,

  • El tratamiento de la ATENCIÓN, que nos facilitará el trabajo sobre el resto de las funciones cognitivas, y
  • El ESTADO ANÍMICO Y LAS ALTERACIONES DE LA CONDUCTA, ya que el cambio radical que sufre el paciente en su vida y las limitaciones que él mismo se nota (aunque tiendan a negarse y no admitirlas) pueden hacerles caer en un proceso depresivo o incluso agresivo que dificulta enormemente su recuperación.

 

Rebeca González

 

Si quieres profundizar en este tema pulsa AQUÍ no te pierdas nuestro Curso

"ECG-REHABILITACIÓN NEUROPSICOLÓGICA",

  que comienza el 5 de Febrero de 2019 

Formación con: 

  • El reconocimiento de “Actividad formativa de interés profesional psicológico” por el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid (COPM)
  • Solicitada la Acreditación como Actividad de Formación Continuada de Profesiones Sanitarias del Sistema Nacional de Salud.

¿ No  quieres perderte ninguno de nuestros post?. Rellena el siguiente formulario:

 

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.