ENTENDER EL PROCESO DE DUELO DEL AÑO 2020

 

Este año 2020 ha sido uno de los  años en el  que más presente hemos tenido la muerte, ya sea porque la hemos vivido de cerca en un ser querido o porque continuamente nos informan de ello en los medios de comunicación.  Hemos sentido que la muerte es real y en cualquier momento nos puede tocar. Incluso los niños, a los que siempre intentamos proteger de esta palabra, han oído o vivido esta experiencia inevitablemente. 

 

 

¿QUÉ ES EL PROCESO DE DUELO?

En su sentido más extenso el proceso de duelo ocurre cuando hay una pérdida, es decir, cuando ya no tenemos algo que teníamos, y no hay forma de recuperarlo

 

Constantemente perdemos objetos valiosos para nosotros, oportunidades, trabajos, emociones cuando no sentimos lo mismo que al principio, salud, etc, pero la pérdida más importante y que más impacto tiene, es la pérdida  de un ser querido por un fallecimiento.  

 

Cuando sufrimos una pérdida, debe darse en todas las personas el proceso de duelo, que es el paso de una serie de etapas que conllevan unas tareas a realizar, un trabajo,  de duración variable en función de cada persona. Cuando se pasa por todas las etapas, es cuando podemos decir que ha existido un duelo completado.

 

En un proceso de duelo siempre será fundamental tiempo y un cambio, por eso se le denomina proceso de duelo

 

Cuando se consigue por fin aceptar la realidad, y ya no se niega lo que ocurrió, es cuando la persona podrá recuperar aspectos abandonados en su vida y le dará un nuevo sentido. La persona podrá recordar y habrá aprendido a vivir sin el fallecido.

 

Durante el proceso de duelo, debe darse un cambio de perspectiva para poder adaptarse a la nueva situación, la nueva realidad, y habrá que convertirse en cierto modo en "una nueva persona". En definitiva, saber y aceptar que, aunque no tenga a alguien muy importante en mi vida, se  puede y debe seguir con la "nueva vida" sin el fallecido. 

 

¿CÓMO ES EL PROCESO DE DUELO?

El proceso de duelo lleva su tiempo, y aunque hay unas estimaciones de cuánto puede durar, siempre debemos tener en cuenta que cada persona es diferente, por lo tanto, los tiempos también. Según la psiquiatra Kubler-Ross (una gran experta en temas de la muerte), el proceso de pérdida lleva la siguientes fases:

  1. Shock/Parálisis
  2. Negación/Rechazo de la situación 
  3. Enfado al ser consciente de la dura realidad
  4. Miedo a todo, cómo seguir adelante, porque a mi..
  5. Tristeza, un "pozo" del que parece imposible salir
  6. Aceptación, cuando uno ya se resigna a la realidad y el estado de ánimo comienza a estabilizarse
  7. Perdón a uno mismo o a lo que sea necesario en cada situación
  8. Búsqueda de sentido de la vida: Renacer y comienzo con una nueva vida sin el fallecido
  9. Serenidad y paz, cuando consigo colocar al fallecido en una parte de mi, y el recuerdo puede ser sereno

Para llevar a cabo todo este proceso de duelo es necesario que se llevan a cabo una serie de "tareas" con el fin de poder ir resolviendo todas las fases. Lo más adecuado es que sea un proceso activo, con un trabajo a realizar e ir resolviendo para asegurarnos de un adecuado desarrollo del proceso.

 

Algo muy importante a tener en cuenta es que el primer año del proceso de duelo será siempre el más duro, porque será el año de muchas primeras veces sin el ser querido: primera navidad, primer cumpleaños etc. En esos momentos es muy posible que nos inunde la tristeza, pero es algo normal y este sentimiento debe existir y debemos expresarlo para adaptarnos a la situación, es decir, es algo bueno que debemos dejar que esté.

 

PECULIARIDADES DEL PROCESO DE DUELO EN EL AÑO 2020

Durante este año 2020, muchas personas no han podido elaborar su proceso de duelo en el momento adecuado  al no tener los restos de sus seres queridos o no poder compartir esos momentos con sus familiares y allegados, por lo que no podían comenzar  los rituales de despedida, con lo cual, muchas personas  se quedaron más tiempo en la fase de shock, (algunas incluso hasta dos meses) por lo tanto se quedó bloqueado el proceso de duelo. 

 

Al mismo tiempo, durante este año muchas personas se enfrentarán a otro tipo de duelo, las pérdidas de trabajo, del entorno social, economía etc. Algunos incluso se enfrentarán a la vez a más de un duelo, uno por fallecimiento de un ser querido, y otro por pérdida de algún otro aspecto de los comentados. 

 

En los centros de mayores también está siendo muy dura la situación, puesto que muchos mayores sin deterioro cognitivo han visto como se han ido muchos compañeros, lo que les produce una gran sensación de miedo. En el caso de los trabajadores de estos centros,  se han tenido que enfrentar a múltiples pérdidas con las que se tienen cierto apego,  lo que les lleva a un agotamiento mental con posibles trastornos psicofisiológicos si no  reciben ayuda psicológica.

 

Por otro lado, hay que tener en cuenta que el proceso de duelo durante este año va a ser algo más duro por no poder hacer los rituales de despedida como siempre se han hecho, ya que hay limitaciones de aforo, algunas personas no se pueden desplazar a otras comunidades autónomas por limitaciones de confinamiento, otras personas no quieren acudir a velatorios por miedo al contagio... lo que hace que el ritual de la despedida no sea igual, pero, hay que adaptarse a las circunstancias y buscar alternativas a los rituales clásicos de despedida, porque este inicio en el proceso de duelo es fundamental para terminarlo con éxito. 

 

Espero que este post te resulte útil para entender por qué está siendo tan complejo este año el proceso de duelo. 

 

Rebeca González. ECG- Instituto Alzheimer y Demencias

 

¿QUIERES APRENDER A AYUDAR A SUPERAR EL PROCESO DE DUELO Y GESTIONAR GRUPOS TERAPÉUTICOS? 

CURSO "PROCESO DE DUELO Y GESTIÓN DE GRUPOS TERAPÉUTICOS

Formación online: Inicio 4 de diciembre de 2020 (Nos quedan 3 plazas disponibles)

 

¿Por qué hacer este curso? Para apreder:

• Qué es el duelo y sus  manifestaciones.

• Las Etapas del duelo y Tareas específicas para cada una de ellas

• Qué es el Duelo por muerte traumática: Ejemplo Pandemia COVID-19 y su gestión

• Qué es y cómo manejar el Duelo Anticipatorio o Duelo en Demencias

• Cómo explicar la muerte a un niño

• Cómo gestionar Grupos terapéuticos para afrontar la pérdida.

• Manejo del estrés en cuidadores.

 

  

¡RESERVA TU PLAZA!

¿No quieres perderte ninguno de nuestros post? Rellena el siguiente formulario sin compromiso alguno

 

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.


Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Piluka Urréjola (martes, 15 diciembre 2020 03:07)

    Muy interesante este post sobre muerte y duelo en el 2020 pero hay dos cuestiones que encuentro no actualizadas:
    1º.- Las "fases" como las nombraba E.K.R. han quedado un poco obsoletas, ya que realmente se generalizaba mucho en cómo habían de darse las emociones y vivencias del doliente desde que conocía la noticia del fallecimiento hasta su "aceptación" del momento actual. Quizás sería más adecuado poder decir que según el tipo de duelo que se esté viviendo, así serán las diferentes "fases" si se quiere seguir utilizando esa terminología. Estas fases en los años 70/80 eran una verdadera revolución pero hay estudiosos del tema que profundizan más actualizados en el proceso de duelo como Neimeyer, Woody, Payàs, Ballés y aportar una nueva y moderna visión sobre las fases de E.K.R.
    2º.- El duelo no siempre comienza con el deceso del ser querido. Si por ejemplo ha sido una muerte esperada, existe el duelo anticipatorio, es decir, cuando entendemos cuál es la realidad y su consecuencia incluyendo el óbito final como desenlace, o si ponemos como ejemplo los duelos traumáticos en schock, donde la persona se disocia por supervivencia y no comienza el duelo hasta un largo tiempo posterior al fallecimiento del ser querido, o aquellos duelos que se enquistan y no se viven, sobreviviendo con diferentes "máscaras" la atrofia entre el saber lo sucedido y el no poder sentir lo ocurrido.
    3º.- Difiero con su afirmación de que el primer año del duelo es el más duro. Los dolientes en Schock no lo vivirán así, quizás sí la persona que vivió un duelo anticipado, pero a lo mejor no la persona que se niega a admitir lo ocurrido . Es una generalización arriesgada. El tiempo estimado de transitar el proceso de un duelo saludable, puede estar en unos 2 años, pero hay tanta casuística y circunstancias afines que poner un tiempo es fallar. Sería mejor decir que el proceso de duelo abarcará el tiempo estimado por cada doliente según el duelo al que se enfrenta, según sus circunstancias personales, sus propios recursos, las personas que lo rodean, etc.... Ese tiempo será utilizado en sanar sus heridas, aceptar la realidad acontecida y quererse y reconstruirse para integrarse en una nueva realidad donde la persona fallecida ya no está.
    Gracias por permitirme esta aportación.
    Piluka Urréjola Cardenal (dilfid@gmail.com