CONSECUENCIAS EMOCIONALES PRODUCIDAS POR DAÑO CEREBRAL

A la mayoría de las personas que sufren un daño cerebral adquirido (DCA), el primer sentimiento y pensamiento que les suele venir a la cabeza, una vez que tienen cierta conciencia de lo que les ha ocurrido, es "miedo y preocupación de si volverán a ser las personas que eran antes"

 

En el caso de los pacientes que han sufrido un accidente cerebrovascular, su primer pensamiento suele ser  "si les volverá a ocurrir y qué les puede suceder". 

 

En función de la fortaleza, capacidad mental de adaptación y gravedad de lo sucedido,

es normal pasar un período depresivo, que si no se trata correctamente

puede derivar en un problema grave.

 

CONSECUENCIAS EMOCIONALES CARACTERÍSTICAS TRAS UN DAÑO CEREBRAL

Es frecuente que cuando el paciente toma consciencia de  sus limitaciones y deficiencias, éstas sean percibidas  como una amenaza a su imagen personal, lo que hace que la persona su vuelva irascible a las críticas e introvertido, evitando el contacto con los demás, negándose a realizar las terapias de rehabilitación necesarias, lo que dificulta mucho su rehabilitación. 

 

Por otro lado, hay pacientes a los que la lesión cerebral les provoca desinhibición, lo que les crea una gran dificultad para mantener relaciones normales con otros, ya que las personas suelen rechazar estos comportamientos, lo que a largo plazo acaba afectando a la rehabilitación del paciente. 

 

En otros pacientes lo que ocurre es una  potenciación de sus actitudes previas a la lesión. Por ejemplo, si era una persona  frágil emocionalmente, es común que caiga en una depresión, si era una persona muy sensible, es frecuente que tienda a  llorar o a estar alegre de forma desmedida, si era una persona con mucho genio, tenderá a la agresividad.

 

Por las múltiples consecuencias emocionales que acarrea un DCA, 

es fundamental realizar una buena evaluación emocional y conductual en los pacientes,

si pretendemos que vuelva lo antes posible a ser en la medida de los posible, la persona que era.  

 

Las personas somos seres sociales que necesitamos interacción para mantener un equilibrio mental. No obstante, tenemos que tener en cuenta que el área emocional es compleja, no hay tanta exactitud como en las matemáticas. Cada persona es diferente, con sus experiencias vividas y su entorno, y tampoco existen muchos test validados para este área, por lo que es muy importante la observación del profesional. 

 

Por lo visto anteriormente, en la evaluación neuropsicológica tras un DCA habrá que tener en cuenta los cambios emocionales, conductuales, y de personalidad, ya que las alteraciones cerebrales producidas, no sólo afectan a las funciones cognitivas.

 

Las alteraciones emocionales y comportamentales generan muchos problemas en las familias y cuidadores, por ello, un tratamiento adecuado es un gran alivio y da salida a situaciones complicadas. El tratamiento suele producir una importante mejoría en la calidad de vida tanto del paciente como de sus cuidadores. 

 

ASPECTOS A A EVALUAR PARA ELABORAR UN PLAN TERAPÉUTICO GLOBAL

El abordaje psicoterapéutico de los pacientes  variará  según su vulnerabilidad y disposición de cada uno. Para establecer un plan terapéutico global se deben tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • La historia clínica del paciente que ha sufrido el DCA.
  • El estado  físico y patologías orgánicas concomitantes.
  • Patología mental coexistente.
  • Procesos psicológicos, fisiológicos y bioquímicos que contribuyen a esas alteraciones.
  • Condiciones socioeconómicas.
  • Accesibilidad a los servicios de rehabilitación de la seguridad social o privados
  • Factores protectores  familiares y sociales.
  • Diagnóstico del trastorno depresivo y sus características de presentación.
  • Factores etiológicos predominantes del estado depresivo  y de la sintomatología depresiva presentada

PAUTAS GENERALES PARA TRATAR CON UNA PERSONA QUE HA SUFRIDO DCA

A continuación, indico de modo muy esquemático unas pautas generales a tener en cuanta cuando tratamos con personas que han sufrido algún tipo de DCA

  • Evitar discusiones o peleas, pero si hay que saber cómo enfrentarse al paciente en determinados momentos
  • Facilitar la independencia del paciente, lo que dará seguridad y fomentará su autoestima
  • Minimizar situaciones estresantes
  • Adaptarse a las limitaciones del paciente, pero debemos irle proponiendo retos progresivos que le motiven a superarse
  •  Adaptar el ambiente, para evitar ciertas reacciones psicológicas y trastornos del comportamiento.
  • Actitud positiva de los familiares/cuidadores frente al paciente. Comprender lo que ha supuesto la lesión cerebral y comprender al paciente constituye el primer paso para mejorar la convivencia y reducir los problemas diarios.

Rebeca González - ECG- Instituto Alzheimer y Demencias

ECG- Estimulación Cognitiva Global

 

Si quieres profundizar en la evaluación, rehabilitación y pautas

de los trastornos emocionales y conductuales producidos por DCA, no te pierdas nuestro curso:

  • Con el reconocimiento de “Actividad formativa de interés profesional psicológico” por el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid (COPM).
  • Solicitada la Renovación de la Acreditación como Actividad de Formación Continuada de Profesiones Sanitarias del Sistema Nacional de Salud.

    (Nº de EXP 07-AFOC-01344.1/2020 acreditado con 6,2 créditos)  

  • Recomendado por la Asociación Española de Psicogerontología (AEPG).

MÁS INFORMACIÓN AQUÍ

 

*Descuento de 100€ para la opción de pago único antes del 20 de enero

¿ No  quieres perderte ninguno de nuestros post?. Rellena el siguiente formulario:

 

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.


Escribir comentario

Comentarios: 0