GESTIÓN DEL ESTRÉS/DEPRESIÓN DEL CUIDADOR DE UN PACIENTE CON DEMENCIA

El cuidado de un familiar que tiene demencia, pone a prueba a las personas incluso a las más resilientes. Al estar a cargo de un enfermo hay que toma medidas para preservar la salud y bienestar.

 

Los familiares que están cuidando activamente a una persona con demencia, a menudo no se identifican a sí mismos como «cuidadores». Reconocer esta función puede ayudar a los cuidadores a recibir el apoyo que necesitan.

 

Cuidar a personas enfermas, aunque alguien pueda pensar que no, puede tener muchas recompensas. Para la mayoría de los cuidadores, estar presente cuando un ser querido te necesita, es un valor fundamental y algo que deseas dar con amor. La cuestión es que es seguro se dará un cambio de roles y emociones. Es natural sentirse enojado, frustrado, exhausto, solo o triste. Aquí es donde aparece el estrés del cuidador, el estrés emocional y físico del cuidado, y es común.

 

Los cuidadores que experimentan estrés pueden ser vulnerables a cambios en su propia salud. Los factores de riesgo del estrés del cuidador incluyen los siguientes: 

 

a)    Vivir con la persona a la que cuida

b)    Aislamiento social

c)    Depresión

d)    Dificultades financieras

e)    Mayor número de horas dedicadas al cuidado

f)     Falta de habilidades de afrontamiento y dificultad para resolver problemas

g)    Falta de elección por ser cuidador

 

Al convertirse una persona en que tienen que cuidar, es común que la persona se concentre tanto en su ser querido, que no se da cuenta de su propia salud y bienestar, con lo cual, comienza el riesgo de caer en un estado depresivo u otros problemas de salud.

 

A continuación, indico signos de estrés del cuidador:

 

a)   Sentirse abrumado o constantemente preocupado

b)   Sentir cansancio gran parte del tiempo

c)   Dormir demasiado o no dormir lo suficiente

d)   Subir o bajar de peso

e)   Irritarse o enojarse con facilidad

f)    Perder el interés en actividades que solías disfrutar

g)   Sentirse triste

h)   Tener dolores de cabeza frecuentes, dolor corporal u otros problemas físicos• Consumir alcohol o drogas en exceso, incluso medicamentos recetados

 

Sufrir mucho estrés, en especial por mucho tiempo, está demostrado que perjudica la salud. Los cuidadores tienen más probabilidades de presentar síntomas de depresión o de ansiedad. Además, es posible que hay problemas de sueño, falta de ejercicio, déficits alimentarios. Todo esto aumenta el riesgo de tener problemas de salud, como enfermedades cardíacas y diabetes.

 

Como sabemos, la prevención es lo primero y más recomendable antes que el tratamiento en si de un problema, por ello en nuestro Curso "GESTIÓN EMOCIONAL EN FAMILIARES DE PERSONAS CON ALZHEIMER U OTRA DEMENCIA" desarrollamos un programa con el objetivo de intentar prevenir el estrés o la caída en la depresión de los cuidadores.

 

Como hemos visto, tras diversos estudios se han detectado cuáles son las necesidades de los familiares– cuidadores de personas con demencia, y además con un orden de prioridades, que desarrollamos en nuestra formación.

 

Rebeca González (Psicóloga) 

 

¿Quieres conocer cómo los familiares cuidadores de personas con Alzheimer y otras demencias pueden gestionar los cambios emocionales asociados a las circunstancias como el duelo, la enfermedad, depresión... ya sea a nivel individual o grupal a través de grupos terapéuticos?  RESERVA TU PLAZA 

 

Curso "GESTIÓN EMOCIONAL EN FAMILIARES DE PACIENTES CON ALZHEIMER U OTRA DEMENCIA"

Formación online: Inicio 31 de MARZO de 2022

 

Aprenderás: 

  • Qué es el duelo, sus manifestaciones, y sus etapas.
  • Qué puede dificultar un duelo normal.
  • Pautas dirigidas a profesionales ante el proceso de duelo (tareas)
  • Tipos de duelo, y duelo anticipatorio (característico de cuidadores que atienden a personas con demencia)
  • La depresión y cómo manejarla
  • Gestionar en grupos terapéuticos estados depresivos y la pérdida.
  • Cómo crear un grupo de apoyo para familiares-cuidadores
  • Manejo de estrés en cuidadores   

 

¡RESERVA TU PLAZA!

 

¿No quieres perderte nuestros post?. Rellena el formulario sin compromiso:

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.