CÓMO DIFERENCIAR EL ENVEJECIMIENTO NORMAL, EL DETERIORO COGNITIVO LEVE Y ALZHEIMER

 

En mi práctica clínica he tenido delante de mi tanto a pacientes que simplemente tenían un envejecimiento normal, otros con un deterioro cognitivo leve (DCL) otros con Alzheimer,  otros con alguna variedad de demencia (frontotemporal, por cuerpos de Lewy, secundaria a un accidente cerebrovascular etc...). 

 

Es importante conocer las características de cada "estado" nombrado, para poder entender al paciente e indicar la terapia más adecuada. A los profesionales que no medicamos, pero si damos terapias no farmacológicas, nos resulta imprescindible diferenciar dichos "estados", para poder pautar adecuadamente en la terapia cognitiva,  y dar una correcta información tanto a los familiares como a otros profesionales.

 

En el ENVEJECIMIENTO NORMAL  existe una alteración  a nivel biológico, psicológico u social, que inevitablemente se da con el paso de los años. Dentro de esta generalidad, está el hecho de que el envejecimiento es único y diferente en cada persona, aunque  sí existan unos puntos comunes que en cada individuo se manifestará de una forma diferente: 

  • El sistema nervioso envejece y se puede observar en la conducta, por ejemplo se dan cambios emocionales. El más característico es la depresión, que si no se lleva a cabo algún tipo de tratamiento (farmacológico o no farmacológico) puede acabar desembocando en un deterioro cognitivo.
  • Existe algunos fallos en la memoria, pero no incapacitan a la persona para en su desarrollo diario. 
  • Las funciones cognitivas sufren cambios, pero no todas por igual, aunque las funciones ejecutivas son las primeras en afectarse (las más importantes en el ser humano para  poder vivir por sí mismo de modo independiente)
  • El cerebro sufre cambios morfológicos, moleculares y neurofisológicos
  • Se dan cambios sensoriales y fisiológicos.

En conclusión hay que conocer bien cómo es el proceso del envejecimiento normal, para saber cuando es posible que exista un principio de "patología"

 

Por ello ahora hablaremos del "DETERIORO COGNITIVO LEVE (DCL)".

Éste es un estado transicional entre los cambios cognitivos del envejecimiento normal,  y el estadío temprano de la demencia. Implica cierta patología, pero no cumple los criterios específicos  para ser una demencia.

La persona con DCL  aún posee mecanismos para compensar los déficits y mantener su autonomía, pero es imprescindible que reciba terapias  adecuadas, porque  en algunos casos el deterioro sera reversible, en otros el paciente se quedará estancado , y en otros progresará lo más lento posible a una demencia. 

 

El DCL tiene unos criterios específicos para su diagnóstico que se pueden consultar en el DSM-V, y a parte se puede dividir en 3 subtipos (puedes ver un post con un caso concreto de DCL)  Una vez que sabemos ante qué tipo de DCL nos encontramos, nuestra terapia cognitiva irá más orientada al caso particular del paciente. 

 

Como ya he mencionado, un DCL puede ser en algunos casos reversible, en otros casos estable, y en otros progresar a una demencia. Los marcadores que nos pueden indicar el progreso son:

  • La edad,
  • Que la persona no es consciente de sus déficits
  • En los test hay bajo rendimiento  en el recuerdo diferido y las funciones ejecutivas.

 

Por otro lado, a mayor número de áreas neuropsicológicas afectadas, más afectación emocional tendrá el paciente, y tenemos qué saber cómo tratar de modo no farmacológico las alteraciones conductuales.  Una afectación más generalizada de las funciones cognitivas, nos puede indicar que el paciente está en el comienzo de una demencia como el  Alzheimer. 

 

Rebeca González

 

Si quieres conocimientos específicos para poder diferencia el envejecimiento normal, el DCL con sus subtipos, el Alzheimer, otras demencias, y sus alteraciones conductuales, no te pierdas nuestra formación: 

 

 "DEETERIORO COGNITIVO LEVE, DEMENCIAS

Y ALTERACIONES CONDUCTUALES"

 

5ª Edición. Inicio 8 de Marzo de 2018

Toda la información AQUÍ 

 


Escribir comentario

Comentarios: 0