PRIMER OBJETIVO DE UN ESTILO DE VIDA NEUROSALUDABLE.

 

 

BEBER AGUA CUANDO NOS LEVANTEMOS

 

El primer hábito a introducir para finalizar el año es beber agua cuando nos levantemos, es decir, beber un vaso de agua en ayunas.

 

Y si te preguntas que por qué es tan importante este hábito que seguro ya has escuchado muchas veces,  te lo cuento a continuación. para que de verdad te lo tomes en serio y comiences a hacerlo desde mañana:

 

 

 Según informa el Instituto Europeo de Hidratación:

  • El agua es importante para que el cerebro funcione correctamente, y mejora el rendimiento cognitivo.  Cuando existe  una buena hidratación en tu cuerpo, las células del cerebro reciben sangre oxigenada y de ese modo el cerebro se mantiene alerta. Las funciones cognitivas que se ven más afectadas por un déficit de agua son:  la memoria a corto plazo, la coordinación motora, el tiempo de reacción y la discriminación perceptiva.
  • El agua es primordial para que los riñones funcionen bien, y así ésta ayuda a eliminar los residuos y nutrientes innecesarios a través de la orina. El agua nos ayuda a mantener nuestro cuerpo más limpio de toxinas.
  • Mejora el tracto digestivo, ya que el agua ayuda a la disolución de nutrientes para que estos sean absorbidos por la sangre y transportados a las células.
  • Ayuda a mantener la elasticidad y tonicidad de la piel.
  • Actúa como lubricante de los músculos y articulaciones, así ambas funcionan correctamente.

Son motivos más que suficientes para decidir tomar al menos un vaso de agua nada más levantarnos, ya que después del tiempo de sueño nocturno, ayudaremos a nuestro cuerpo a despertar más rápido, a estar más alerta y con ganas de activarse. En ocasiones las personas podemos sentirnos muy cansadas después de haber dormido nuestra horas, y el motivo de dicho cansancio, sólo es que el nuestro cuerpo tiene cierta deshidratación y necesita agua para activarse correctamente.

 

Se recomienda consumir 2 litros de agua al día, para mantener la hidratación, pero como ya hemos mencionado, resulta muy importante empezar el día con un vaso de agua en ayunas. Lo ideal es que el agua esté a temperatura ambiente, (hay que acostumbrar a los niños desde pequeños a hacerlo así) y que no contenga otros componente como flúor u otros químicos, esto se puede evitar utilizando filtros de agua. 

 

Cuando sentimos sed el cuerpo nos está avisando de que hay cierta deshidratación, lo aconsejable es no esperar a tener sed para beber agua, con el fin de  tener un funcionamiento del organismo más óptimo. Se recomienda beber unos 8 vasos de agua al día, para ir reponiendo las pérdidas.

 

Así que ahí está el reto para todos, niños, medianos y mayores. Comenzar el día con algo de agua.

 

 

Si quieres saber más del "Estilo de Vida Neurosaludable", para ti, tus hijos, o tus pacientes, no te pierdas nuestro curso "CUIDA Y  ACTIVA TU CEREBRO", donde te damos todas las claves. 

Toda la información AQUÍ

 

                                            "El cuidado del cerebro está en tus manos"

 

¿No quieres perderte ninguno de nuestros post? Rellena el siguiente formulario:

 

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.


Escribir comentario

Comentarios: 0