LAS TERAPIAS NO FARMACOLÓGICAS EN PACIENTES CON ALZHEIMER U OTRA DEMENCIA EN FASE SEVERA

 

Hoy quería tratar el tema de las terapias no farmacológicas que podemos llevar a cabo en pacientes que presentan Alzheimer u otra demencia en fase avanzada, ya que muchos profesionales encuentran dificultades para realizar estimulación a estos pacientes

 

PRINCIPALES DIFICULTADES PARA REALIZAR TERAPIA EN LOS PACIENTES CON DEMENCIA EN FASE AVANZADA.

Las personas con demencia severa presenta una serie de dificultades que hace que realizar terapia sea algo más complicado, pero no por ello es imposible. Por otro lado,  se la merecen, ya que todas las personas tenemos necesidades psicosociales. 

 

La realidad es que los pacientes que se encuentran en esta fase reciben cuidados básicos y sanitarios, pero también es frecuente que, por diversos motivos, no reciban una estimulación adecuada para satisfacer sus necesidades psicosociales,  corriendo el riesgo de sufrir aislamiento por encontrarse sin recepción de estímulos. 

 

Las dificultades que nos solemos encontrar al realizar una terapia no farmacológica son derivadas de la fase avanzada o terminal en la que se encuentra el paciente y, por lo tanto, existe un deterioro cognitivo grave, incapacidad para la comunicación o ésta es muy escasa, hay pocas respuestas por parte del paciente, los períodos de atención son breves, hay somnolencia y suele existir agitación ante la hiperestimulación. 

 

OBJETIVO  Y ASPECTOS A TENER EN CUENTA CUANDO REALIZAMOS  ESTIMACIÓN A PACIENTES EN FASE SEVERA.

El objetivo principal para realizar estimulación a estos pacientes es proporcionarles confort y calidad de vida . Se debe cuidar cada capacidad del paciente por pequeña que sea, ya que puede suponer la única forma de comunicación de la que dispone la persona, por lo tanto, la observación por parte del especialista es fundamental.

 

Los aspectos a tener en cuenta cuando vamos a realizar terapia con estos pacientes son:

  • El momento del día apropiado de la persona en concreto.
  • Qué objetivos buscamos, si queremos activación o relajación.
  • Tener un entorno tranquilo y agradable.
  • Tener cuidado con la sobreestimulación (frecuencia , intensidad, cantidad etc.)
  • No estimular de modo brusco e impredecible, pues puede resultar amenazante o desagradable para la persona  y podemos provocarle una alteración conductual. 
  • Tener conocimientos mínimos de cuestiones médicas y sanitarias del paciente, como la movilidad, limitaciones sensoriales, capacidades y respuestas que mantiene, etc.
  • Observar sus reacciones ante la estimulación que realicemos
  • Tener cierto conocimiento de su historia personal (gustos, aficiones, etc.)

 

QUÉ RESPUESTAS NOS PUEDE DAR EL PACIENTE EN FASE AVANZA AL REALIZARLE TERAPIA

Al realizar terapia con pacientes en fase severa podemos encontrar alguna de las siguientes respuestas, o cambios:

  • Variaciones en el tono, frecuencia  e intensidad de las pocas palabras o sonidos que emita.
  • Lenguaje corporal, podemos percibir contracción, relajación, temblor, inquietud.
  • Respiración: Observar los cambios que se pueden producir al recibir estímulos.
  • Movimientos que el paciente puede realizar como reacción al estímulo presentado.
  • Nivel de alerta.
  • Expresión facial ante el estímulo presentado.
  • Intento o no de coger el objeto presentado.

CÓMO DEBE SER NUESTRA COMUNICACIÓN CON PACIENTES EN FASE AVANZADA

Cuando trabajamos con estos pacientes es fundamental que cuidemos nuestra comunicación con ellos. Debemos buscar la forma adecuada de comunicarnos, ya que la persona enferma ya no habla ni comprende a nivel verbal, o comunica muy poco. 

  • De este modo usaremos especialmente la comunicación no verbal: gestos, expresión facial, miradas, caricias, carantoñas, besos.
  • Nos dirigiremos siempre al paciente verbalmente, ya que son muy receptivos a cualquier muestra de afecto. Se le debe transmitir seguridad y estima. Buscamos con esmero la comunicación afectiva. Por ejemplo, si vamos a llevarle al baño o cambiarle, se lo comunicarnos verbalmente con un tono adecuado y haciendo una toma de contacto primero, hechos estos pasos ya podemos proceder a la actividad que tenemos que hacer. 

A continuación dejo algunas de las terapias no farmacológicas que podemos realizar con pacientes con deterioro cognitivo avanzado:

  • Movilizaciones pasivas (es necesario tener formación)
  • Masajes
  • Estimulación sensorial (te dejo un post de este tema AQUI)
  • Musicoterapia (te dejo un post de este tema AQUI)
  • Terapia asistida con animales (necesaria formación)
  • Terapia con muñecos. 

 

Rebeca González

Si quieres profundizar en las Terapias en Demencias y cómo ponerlas en práctica,  no te pierdas nuestra formación

" ECG- TERAPIAS EN DEMENCIAS" 

Veremos:

 

  1. La Neuroplasticidad
  2. La valoración inicial para la clasificación de grupos (Leves, Moderados o Severos)
  3. Terapias no farmacológicas mas actividades
  4. Psicofarmacología en demencias

INFORMACIÓN AQUÍ

Si no quieres perderte ninguno de nuestros post, rellena el siguiente formulario:

 

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.