PROCESO DE LA EVALUACIÓN NEUROPSICOLÓGICA EN PACIENTES NEUROLÓGICOS

 

Como ya vimos en el post: las lesiones cerebrales van acompañadas de alteraciones neuropsicológicas,  emocionales y del comportamiento, que acaban repercutiendo  en el desarrollo de la vida diaria de la persona que las ha sufrido.

 

Cierto es que la alteraciones físicas y motoras suelen ser las más evidentes, pero las repercusiones cognitivas emocionales y conductuales  son más frecuentes, y afectan tanto al pacientes como a su entorno familiar, a la reintegración en el entorno laboral y social.

 

A través de la evaluación neuropsicológica podemos conocer las habilidades afectadas, su grado y qué capacidades son mantenidas. Con esta información seremos capaces de crear un programa de rehabilitación neuropsicológica individual para cada paciente, seleccionando estrategias, métodos e intervenciones consideradas más eficaces en cada caso.

 

¿CUÁL ES EL PROCESO DE LA EVALUACIÓN NEUROPSICOLÓGICA?

En la evaluación neuropsicológica se indaga en los siguientes aspectos del paciente

  • Funcionamiento del paciente antes del DCA.
  • Déficits en las capacidades cognitivas después del DCA.
  • Alteraciones emocionales.
  • Alteraciones del comportamiento
  • Cambios en la  personalidad,
  • Grado de autonomía para realizar actividades cotidianas
  • Autopercepción del paciente de sus limitaciones
  • Contexto familiar, social...

 

PASOS DE LA EVALUACIÓN NEUROPSICOLÓGICA

Para poder llevar a cabo el examen propuesto anteriormente, es necesario tener formación en varios ámbitos (neuroanatomía, psicología clínica, neurofarmacología..). La valoración propuesta se realiza en una serie de etapas: 

 

1- INFORMACIÓN APORTADA POR OTRAS FUENTES

Es necesario recabar información (evolución clínica, informes previos, pruebas de neuroimagen, antecedentes personales y familiares, fármacos y terapias recibidas) y analizar las características de la lesión cerebral sufrida.

 

2- ENTREVISTA CON FAMILIARES/CUIDADORES Y PACIENTE

Importante conocer el punto de vista de los familiares/cuidadores y la información que nos puedan aportar. Por otro lado, es fundamental  observar directamente  los  comportamientos de todos, junto con sus interacciones.

En este etapa de la evaluación debemos:

  • Establecer una relación positiva con paciente y familiares.
  • informar de la situación percibida.
  • Determinar el funcionamiento intelectual previo.
  • Estimar déficits a nivel social, laboral, familiar y personal.
  • Grado de conciencia de lo que ha ocurrido y sus consecuencias.
  • Cambios observados por la familia en todos las áreas tras la lesión (cognitivo, emocional, conducta y personalidad)
  • Percepción de la familia ante la nueva situación
  • Estimar el grado de apoyo psicológico que necesitarán.

 

3- APLICACIÓN DE PRUEBAS NEUROPSICOLÓGICAS

Cuando vamos a administrar las pruebas neuropsicológicas al paciente debemos tener en cuenta unos aspectos:

  • La capacidad de concentración actual
  • El nivel de comprensión
  • La motivación, ya que ésta repercute en el rendimiento en positivo o en negativo
  • Presencia de trastornos sensoriales, motores  o heminegligencia, para seleccionar unas pruebas u otras
  • Dolores y estado físico
  • Consumo de fármacos, alcohol, drogas
  • Trastornos psiquiátricos y alteraciones del comportamiento previos y actuales
  • Idiomas
  • Tener en cuenta el nivel cultural en determinadas pruebas
  • Variaciones del paciente entre sesiones

Existen una gran cantidad de pruebas neuropsicológicas, pero existe un tipo de agrupación típica en el entorno laboral:

  1. Escalas breves o de screening
  2. Baterías generales de evaluación
  3. Baterías específicas
  4. Test específicos que se centran en funciones cognitivas específicas
  5. Escalas funcionales
  6. Escalas conductuales

 

4- INTERPRETACIÓN DE RESULTADOS

Con los datos recogidos a través de los tres pasos anteriores,  debemos hacer una interpretación. Se tienen en cuenta los déficit y en qué afectan. Esta información debe ser la principal que se refleje en el informe que realicemos. Se explica cómo las afectaciones alteran a los aspectos conservados, el funcionamiento global del paciente y sus consecuencias. 

 

Con estas conclusiones extraídas comienza el tratamiento de rehabilitación neuropsicológica. Con los déficits y las habilidades conservadas plantearemos una intervención individualizada con objetivos concretos.

 

Rebeca González - ECG- Instituto Alzheimer y Demencias

ECG- Estimulación Cognitiva Global

 

Si quieres profundizar en la evaluación, rehabilitación

y pautas de los trastornos emocionales y conductuales producidos por DCA,

no te pierdas nuestro curso:

  • Con el reconocimiento de “Actividad formativa de interés profesional psicológico” por el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid (COPM).
  • Solicitada la Renovación de la Acreditación como Actividad de Formación Continuada de Profesiones Sanitarias del Sistema Nacional de Salud.

    (Nº de EXP 07-AFOC-01344.1/2020 acreditado con 6,2 créditos)  

  • Recomendado por la Asociación Española de Psicogerontología (AEPG).

MÁS INFORMACIÓN AQUÍ 

 

¿ No  quieres perderte ninguno de nuestros post?. Rellena el siguiente formulario:

 

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.

 


Escribir comentario

Comentarios: 0