EVALUACIÓN NEUROPSICOLÓGICA EN PERSONAS CON DEMENCIA

 

La evaluación neuropsicológica forma parte de un conjunto de pruebas (examen físico, neurológico, pruebas analíticas y neuroimagen) para que entre todas ellas se consiga llegar a un diagnóstico. 

 

En esta valoración  neuropsicológica se indagará en el estado cognitivo, aspectos emocionales  y conductuales de la persona. Para poder realizar esta evaluación es necesario administrar test

 

 

HERRAMIENTAS DISPONIBLES PARA LA EVALUACIÓN NEUROPSICOLÓGICA . 

Actualmente existen muchas pruebas, pero lo primero que se suele hacer en la evaluación neuropsicológica es la administración de test breves llamados test de screening, que sirven para ver cuál es el estado general cognitivo de la persona y, a priori, poder determinar si tiene deterioro cognitivo. De ser así, sabremos en qué grado o estadío se encuentra (leve, moderado o severo). Se suele usar el MEC o  el Test del Reloj entre otros (alguno de ellos más preciso que los anteriormente mencionados, como explicamos en nuestro Curso "Valoración y Elaboración de Informes").

 

También disponemos de baterías neuropsicológicas, son más extensas y algunas incluso específicas para evaluar la enfermedad de Alzheimer e indagar en aspectos cognitivos y no cognitivos de la persona.

 

Es frecuente evaluar con un test de screening y después profundizar en aspectos cognitivos a través de la selección de test o subtest específicos,  para valorar algún aspecto determinado, como puede ser el lenguaje, la atención, memoria...

 

Los profesionales también disponemos de las denominadas escalas, que nos ayudar a percibir el estado evolutivo de la enfermedad en la que se encuentra el paciente. En el caso de la valoración de su capacidad para desenvolverse en la vida diaria tenemos las llamadas escalas funcionales.

 

La evaluación neuropsicológica se puede hacer desde dos entornos: 

  1. Clínico: ayuda a establecer un diagnóstico y es el paso anterior para poder designar un programa de intervención adecuado a cada persona. También ayuda a distinguir entre los distintos tipos de demencia. 
  2. Investigación y ensayos: para evaluar beneficios y funcionalidad de medicamentos, terapias etc..

En algunos centros hay protocolos ya establecidos de qué  administrar para realizar la evaluación neuropsicológica.

Por ejemplo: Test MEC, Test de Yesavage, Escala de demencia de Blessed y después un conjunto de subtest extraídos del Test de Barcelona, para profundizar en los diferentes aspectos de las funciones cognitivas.  

 

No existe un único protocolo para hacer una valoración en demencias, lo importante es conocer los test, baterías, escalas, saber qué evalúan cada uno y seleccionar los que consideramos que son útiles para nosotros en función de nuestra experiencia, disponibilidad, a quién vamos a evaluar, etc.

 

Rebeca González. ECG- Instituto Alzheimer y Demencias

ECG- Estimulación Cognitiva Global

 

Si te interesa profundizar en la "VALORACIÓN NEUROPSICOLÓGICA EN DEMENCIAS", puedes formarte: 

 

 

 

 

CURSO  "VALORACIÓN Y ELABORACIÓN DE INFORMES

EN PACIENTES CON DCL, ALZHEIMER Y OTRAS DEMENCIAS" 

14º Edición. Formación online 

Inicio 26 de Febrero de 2021

 

  Aprenderás:

  • Aspectos básicos de las funciones cognitivas
  • Test y Baterías específicas para cada función cognitiva
  • La elaboración de un informe correcto 

Recomendado por la AEPG (Asociación Española de Psicogerontología)

 

Toda la información AQUÍ

 

¿No quieres perderte ninguno de nuestros post? Rellena el siguiente formulario:

 

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.


Escribir comentario

Comentarios: 0